About

El autor nació durante una tormenta de nieve, y sobre una camilla de hospital. Durante su infancia compartió felices momentos de compañía con su amigo invisible, y menos desafiantes  que desatinados instantes de lucidez durante su vida adulta. Su pensamiento fue contradictorio: fue un niño que no quería ir a la escuela, pero pasó su infancia entre libros; fue un anarquista que respetaba los semáforos…

Intentó ser un estudiante, un científico, un físico o un matemático, ocupando un aula de un subsuelo de una facultad, de una universidad. No lo logró, pues tuvo la certeza de no poder realizar el aporte a la ciencia que soñaba. No pudo ser un héroe.

Logró entender que la fotografía puede no ser un estudio de luces, quizá lo contrario: el abrazo de una sombra perfecta. Menos que fotografiar espacios abandonados, se abandonó en espacios fotográficos buscando encontrar algo que le diera sentido a ese acto. Nunca supo si lo había logrado, pero acumuló muchos negativos que guardó en una caja verde.

Durante años tuvo insomnio crónico, pero no lo padeció como una enfermedad, sino como una bendición, como una señal de que esa hora, la de la noche oscura, era su hora clara. Lo hicieron feliz la sensación del viento frío en la cara; el sabor del café, que es lúcido pero amargo; ciertas pinturas de ciertos autores, y algunas líneas de algunos libros.

Fue un ser humano, el intento por ser su otro yo; un fantasma que todavía no había muerto, viviendo una vida que es corta, pero compuesta de horas interminables. Con el tiempo aprendió la lección de Blake: el universo puede estar contenido en un grano de arena. Con el tiempo aprendió a observar la forma de una flor silvestre. Con el tiempo comenzó a leer ya no palabras, sino recuerdos de memorias olvidadas.

Contacto

He intentado, con más esfuerzos que resultados, menos la protección de un patrimonio cultural y arquitectónico que se erosiona por el tiempo y el abandono, que una cantidad de ficciones visuales. Al observador le atribuyo el trabajo, tan noble como hedónico, de otorgarles algún significado posible a los símbolos que habitan estas páginas. Por cualquier sugerencia, impresión, necesidad, comentario, o crítica, por favor copie la siguiente dirección y peguela en su programa de correo electrónico.
fortinifederico@gmail.com
Desde ya muchas gracias por haber visitado este sitio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: